El “puto” rol de víctima

La vida es una composición crucial de circunstancias que nos llevan inevitablemente a cargar con las más preciadas emociones o las más profundas decepciones, y parte de ese caminar de circunstancias lo llevan de forma bien particular aquellos que llevan “el puto rol de víctimas”, Gabriel García Márquez lo decía “A los demonios no hay que creerles ni cuando dicen la verdad” y a veces los demonios se apoderan de aquellos que pretenden andar la vida haciéndose las victimas en todos los aspectos y sentidos.  Esto me lleva a retomar una frase de una persona que tengo en Facebook que colocó algo así, “Nadie levanta su propia reputación disminuyendo a los otros… A menos que quien lo escuche sea un mequetrefe sin personalidad…”, y es que si existe, aquel que cree que en los insultos, las descargas de odios, rencores, decepciones, errores y caídas asume un rol de víctima que le inmoviliza y lo blinda de cualquier efecto secundario, creyendo que con ello obtendrá la razón y mantendrá una idea respetada. Pero también existe aquel que se escuda en faldas, pantalones, máscaras, personas, disfraces o situaciones para sentirse “víctima” tratando de conmover con su “moral y su supuesta capacidad” de sugerir procesos en los que la vida no le da el permiso de corregir o sugerir, pero detrás esconde lo mismo que aquel que lo deja en evidencia; rencores, decepciones, errores y caídas. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s